Saltear al contenido principal

Tus pertenencias valiosas al mejor resguardo

12.07.2015 - La Nación Digital

Hausler, empresa dedicada al alquiler cajas de seguridad privadas no bancarias, ofrece un servicio único en el país bajo estándares de confidencialidad y confort de alta calidad.

Un subsuelo en un edificio cualquiera, gruesas paredes de hormigón, múltiples puertas blindadas…parece un refugio nuclear, pero no, son las instalaciones de una empresa que ofrece el servicio de alquiler de cajas de seguridad. Ciertamente muy diferente a todo lo que uno conoce en la materia. Para ingresar hay que atravesar 7 puertas de máximo blindaje, ingresar huellas digitales, sortear el reconocimiento facial y otras medidas de seguridad física y tecnológica. Todo el proceso supervisado por personal de seguridad in situ las 24 horas, los 365 días del año y sofisticados sistemas de alarmas combinadas y autónomas con monitoreo remoto. Es fácil entender porque se trata de estándares de seguridad que exceden ampliamente las exigencias locales en materia de seguridad bancaria.

Hay tendencias que pasan por algunos países sin pena ni gloria, simplemente porque no encuentran en esos lugares un potencial de público e interés, es algo que sucede permanentemente en un mundo cada vez más global. Pero hay otras que surgen lejos pero resultan familiares a la cultura de esos países, que rápidamente las adoptan por encontrar en esos nichos, hasta ahora poco desarrollados, una solución de sus necesidades y comportamientos.

En este contexto, surgió Hausler, conformada por un grupo de inversores locales con variada experiencia en el rubro de los servicios empresarios, que dieron vida a una idea simple -muy usual en Europa, EEUU y presente hasta en países cercanos como Uruguay y Paraguay- pero bajo estándares de seguridad, confidencialidad y confort únicos en el país y un horario extendido de lunes a sábado que duplica el que ofrecen los bancos. Una empresa de resguardo de objetos que por su valor físico, monetario o emocional, no pueden estar en juego, guardados en domicilios particulares, exponiendo a la familia a vivir situaciones de riesgo innecesarias.

Convencidos de que las claves del negocio deberían estar en la atención personalizada, una amplia flexibilidad horaria y la confidencialidad para sus clientes, inauguraron su primer sucursal en agosto de 2014 en el micro-centro porteño, en Paraguay 635, a metros de la calle Florida. Pocos meses después ya estaban cortando las cintas de su segundo local en el país, en el Office Park Quatro, en el km.42,5 del ramal Pilar de la autopista Panamericana.

El objetivo primordial, aseguran en Hausler, es establecer un nuevo paradigma en la preservación de los bienes, en un segmento que estaba descuidado por las entidades financieras que generalmente lo ofrecen como parte de un paquete de servicios. En cierta forma, los bancos se han visto superados por la demanda de un servicio que crece junto a la preocupación por resguardar los valores. Se calcula que los bancos privados y públicos de la Argentina cuentan con más de medio millón de cajas de seguridad, pero en un país con una cultura de uso intensivo de las cajas de seguridad, esta oferta ha resultado insuficiente. El difícil acceso a este servicio a través del banco ha llevado a miles de familias a tener que guardar en sus casas objetos y valores que, por muchísimos motivos, no deberían estar en el ámbito hogareño.

Hausler tiene un plan de expansión ambicioso en el país porque ve un potencial muy importante: “Las cajas de seguridad no bancarias son una tendencia internacional. En Estados Unidos el 50% de la oferta de cofres está fuera del circuito bancario. También son comunes en países vecinos, y en los europeos crece la desconfianza tras los sucesivos movimientos políticos que no generan más que incertidumbre en la población”, cuenta Alan Packer, Presidente de de Hausler y agrega: “nuestras alianzas estratégicas con empresas de primerísimo nivel y sumamente conocidas en el mercado local, nos permiten brindar varios productos y servicios para que el cliente no tenga que preocuparse en absoluto por el resguardo de sus bienes”.

Prosegur, Allianz Argentina, Marsh, AP Security Consultora S.A., complementan o auditan el know how de Hausler, servicios que exceden ampliamente las exigencias locales en materia de seguridad bancaria le garantizan al cliente no sólo seguridad sino también confidencialidad.

“La contratación del servicio es sencilla e inmediata. Para personas físicas sólo se necesita el DNI de los titulares y autorizados, y un servicio a nombre del primero. El proceso no lleva más de 15 minutos e inmediatamente después puede acceder a su caja. Tenemos la particularidad que quienes nos vistan y conocen nuestras instalaciones se convierten rápidamente en clientes”, menciona Juan Piantoni, Gerente General de la compañía.

Volver arriba

Chatear por whatsapp