Saltear al contenido principal

Por la corrida, aumentó 30% visitas de clientes a cajas de seguridad

23.05.2018 - El Cronista

Volvieron las listas de espera para poder acceder a un cofre y hasta entidades extra bancarias abren más sucursales por todo el país porque se duplicó la demanda.

La corrida que llevó al dólar de $ 20 a $ 25 y que para el Gobierno fue apenas una turbulencia, trajo miedo en algunos ahorristas, que duplicaron los llamados para tratar de conseguir una caja de seguridad y, los que ya la tenían, aumentaron un 30% la cantidad de visitas en los días donde la trepada en la cotización del dólar fue la tapa de todos los diarios. En las casas centrales de los bancos y sus locales del microcentro volvieron las listas de espera para poder acceder a un cofre y hasta las entidades extrabancarias como Hausler tienen lista de espera para locales que aún no inauguraron.

"Dentro de cuatro meses vamos a abrir una sucursal en Belgrano y ya tenemos lista de espera. Los telemarketers no dan abasto, se duplicó la gente que se comunica por chat o por teléfono preguntando precio. Es exponencial el crecimiento. Antes la gente daba más vueltas antes de contratar el servicio. Ahora, en cambio, toma la decisión mucho más rápido. Viene y contrata", advierte Jorge Gatto, ex gerente de Marketing, Planificación y Coordinación Operativa de YPF, que a fin de año pasó a ser el nuevo CEO de Hausler, la firma donde están como accionistas los Kompel, dueños del Paseo La Plaza y Pronto Wash, donde los clientes acceden mediante su huella digital y un alias, de modo que los empleados no sepan sus nombres y se guarde la confidencialidad.

Gatto cuenta que la inseguridad es otro factor que influyó a que subiera la demanda, ya que aunque la gente viva en un country o barrio cerrado no tiene el dinero tan seguro como en una caja de seguridad. La novedad, incluso, es que hay mucha ama de casa y Doña Rosa que llega a las entidades acompañada por su hijo para abrir un cofre. De hecho, en Hausler tienen previsto abrir dos sucursales más este año, una en la City porteña (ya que la que tienen actualmente en Paraguay y Florida está casi completa) y otra en el barrio de Belgrano, ya que la gente quiere tener la caja cerca de su casa o de su trabajo. Para el año que viene abrirán otras cinco: Rosario, Mendoza, La Plata, Bahía Blanca y el centro financiero de Córdoba serán los sitios elegidos. Tienen cuatro tamaños de cofres y el más económico sale $ 979 por mes, con descuentos por pago anticipado o por débito automático. Si bien hay bancos públicos son precios más baratos, se jactan de tener un horario extendido e inclusive abrir los sábados, y que el trámite de ir a la caja demora menos tiempo que en las entidades, además de ofrecer salas de negocios o de escrituración inmobiliaria. Claro que, para alguien que pone $ 100.000 en una caja de seguridad que le cuesta $ 12.000 anuales, en ocho años se le acabarían todos sus ahorros, pro lo que sería más recomendable invertir en un bono tanto en pesos como en dólares, donde no sólo no tiene estos gastos, sino que además se lleva un rendimiento, además de tener liquidez inmediata, ya que se lo puede vender en cualquier momento en el mercado secundario. Pero hay gente que prefiere tener sus ahorros en otra parte. Será por eso, quizás, que en el primer trimestre del año aumentaron u$s 60 millones los depósitos de argentinos en Uruguay, cuando el año pasado venían cayendo mes a mes. Las cifras del Banco Central de Uruguay son hasta marzo, pero cuando muestre las de abril y mayo seguramente habrán pasado los u$s 100 millones de incremento de depósitos de argentinos en el país vecino. "Uruguay es el primer lugar donde los argentinos transfieren plata: el que sacó dólares del banco y tiene cuenta en Uruguay, como primer reflejo se los llevó para allá", comenta Mariano Sardáns, CEO de FDI.

Volver arriba