Saltear al contenido principal

Jorge Gatto, CEO de Hausler: “Las crisis impactan en todos los negocios, siempre”


14.08.2019 - Bank



Hausler es la primera empresa argentina dedicada exclusivamente al servicio Premium de alquiler de cajas de seguridad y salas de negocio. Tiene cerca de 6000 clientes distribuidos en 4 sucursales propias. Jorge Gatto, CEO de Hausler, cuenta a BANK MAGAZINE cuál es la estrategia para expandir este negocio en medio de los temores que tienen los ahorristas sobre la seguridad de su dinero en tiempos de crisis.



¿Cuáles son las ventajas de abrir una caja de seguridad fuera de un banco?

La experiencia del cliente en Hausler es totalmente diferente a la de un banco. Nos dedicamos exclusivamente al alquiler de cajas de seguridad y salas de negocio, y en este marco brindamos un servicio Premium. La atención es personalizada, nuestro horario de atención es más amplio que el bancario y la contratación es más sencilla.



¿Cuáles son los requisitos que se necesitan para acceder a este servicio y qué costo tiene?

Para individuos sólo es necesario el DNI y un servicio a nombre del titular. Partimos de los $1.447 por mes para la caja chica y contamos con cuatro tamaños de cajas.



¿Qué estrategias tienen para posicionarse y ganarles clientes a los bancos?

Convengamos que la disponibilidad de cajas de seguridad en los bancos siempre fue un tema complicado, y continúa siéndolo. Nosotros no tenemos ese problema, construimos bóvedas grandes. Brindamos agilidad, la contratación es rápida y sencilla, así también operar en la caja. Por supuesto, lo principal es la seguridad de nuestras sucursales, todas están ubicadas en edificios comerciales, donde el ingreso del cliente es discreto, además de todas las cuestiones físicas y tecnológicas instaladas, como sensores, sistemas de alarma, vigilancia 24×7, entre otras. Otro tema no menor es el resguardo de la privacidad, cuidamos la identidad del usuario a través de un alias y evitando el contacto con otros clientes.



¿Qué desafíos le presenta el cliente argentino?

El consumidor argentino es desconfiado y a pesar de la historia, aún está muy arraigado al sistema bancario. Por supuesto, cuesta romper con los usos y costumbres tradicionales, pero poco a poco vamos logrando que nos conozcan y se den cuenta que los bienes están realmente seguros y pueden acceder a los mismos con mayor flexibilidad.



¿Cuáles son sus proyectos para crecer y posicionarse en el mercado argentino de cajas de seguridad?

Nuestra estrategia es estar siempre innovando y esforzándonos para brindar un servicio de primer nivel. Por ejemplo, actualmente estamos trabajando en el desarrollo de la primera bóveda totalmente robotizada del país como parte de las amenities de uno de los complejos más importantes de Buenos Aires. También estamos desarrollando un servicio para el guardado de archivos seguros, entre otro de los proyectos.



¿En qué tipo de espacios y zonas geográficas se están ampliando?

Estudiamos en qué zonas hay una demanda insatisfecha, generalmente esto sucede en lugares de amplio movimiento financiero. No es sencillo encontrar locaciones que cumplan con todos los requisitos para instalarnos, todas nuestras nuevas sucursales deben contar con estacionamiento propio.



En cuanto al formato del negocio es amplio, tenemos sucursales propias, pero también hemos desarrollado un sistema de concesión que funciona muy bien.


¿Qué cambios están notando tanto en las personas como en empresas en cuanto a las decisiones sobre sus fondos disponibles?

Obviamente, la crisis nos afecta como a todo el mundo, pero igualmente este es un negocio estable. En general, nuestros clientes permanecen por largo plazo, aunque también hay casos que contratan el servicio para alguna operación puntual y una vez concretada, ya no lo necesitan. También hay que tener en cuenta que la gente no sólo guarda dinero, tenemos desde coleccionistas de relojes a gente que guarda documentación u objetos de valor emocional.


¿Cómo influye la volatilidad del dólar y de la situación económica en la apertura de cajas de seguridad?

En nuestro caso, la incertidumbre en torno al futuro político del país y el clima de desconfianza en el sistema financiero que muchas veces esto genera, repercute en el negocio de manera positiva, aunque siempre se trata de corto plazo porque las crisis impactan en todos los negocios, siempre. Existe un componente estacional, que es que obviamente en época de vacaciones la demanda aumenta, la gente no quiere dejar cosas de valor en su casa. En general, en zonas más residenciales hay mayor demanda de cajas chicas y medianas; y de grandes y extra grandes cuando se trata de zonas comerciales.


¿Qué análisis realiza del momento actual del país?

Como todos los empresarios y habitantes de nuestro querido país estamos expectantes y esperanzados respecto del futuro. Lo más importante desde mi punto de vista es la visión de largo plazo y el desarrollo de las industrias que, finalmente, son las que generan trabajo y bienestar a los argentinos.


Ir a la nota
Chatear por whatsapp