Saltear al contenido principal

Bóvedas inviolables: la máxima seguridad para guardar dólares y objetos


3.6.2020 - La Nación


¿Quedarnos en casa es sinónimo de estar a salvo? Si la pregunta se hace en referencia al coronavirus, entonces sí. Pero cuando se trata de inseguridad, la respuesta es no.


Según las últimas estadísticas del Mapa del Delito de la Ciudad de Buenos Aires, los delitos contra la propiedad están en franco aumento en los últimos tiempos. Incluso aislados, la pandemia no ha terminado con la inseguridad. Aun así, son muchos los argentinos que no encuentran soluciones cercanas a su domicilio o que no confían en la oferta de los bancos, y continúan guardando sus pertenencias más valiosas dentro de su hogar. Para ellos, hay una opción superadora: Hausler, la primera y más importante empresa de cajas de seguridad privadas no bancarias.


La empresa, que desde 2014 se posiciona como líder de un sector que crece de forma sostenida, ofrece cajas de seguridad privadas e inviolables, de varios tamaños y capacidades. Por el mismo costo que las entidades bancarias, cuentan con atención personalizada y extendida de lunes a sábado, con sistemas de bóvedas tradicional o robotizadas, únicas en el país.



¿Por qué elegir una caja de seguridad privada?

Uno de los principales beneficios de Hausler es su altísimo nivel de confidencialidady privacidad, ya que todas sus sucursales funcionan en edificios donde el acceso no es desde la calle de manera directa. De esta forma, se minimizan considerablemente los riesgos de entradas o salideras. Sumado a esto, los clientes deben atravesar siete puertas blindadas rodeadas de gruesas paredes de hormigón y acero, con identificación biométrica, para acceder a su bóveda. Pero eso no es todo: la totalidad del proceso es supervisada por personal de seguridad in situ las 24 horas, los 365 días del año, con sofisticados sistemas de alarmas combinadas y autónomas con monitoreo remoto.


Además de ofrecer la más avanzada tecnología en seguridad de bóvedas, Hausler sobresale por sus salas de negocios y escrituras, especialmente diseñadas para realizar transacciones que requieran de un entorno de privacidad y seguridad. Las mismas están equipadas con máquinas contadoras de billetes, servicio de cafetería, Wi-Fi y TV. Para ingresar a ellas, los invitados deben atravesar gran parte de las mismas medidas de seguridad que los clientes para acceder a su caja de seguridad, además de acreditar su identidad para garantizar la tranquilidad de los asistentes a las reuniones.


Otra ventaja que destaca a Hausler es la agilidad en la contratación. Es un proceso sencillo e inmediato: para personas físicas sólo es necesario presentar el DNI de los titulares y autorizados y un servicio a nombre del primero. El proceso lleva apenas unos 15 minutos e inmediatamente, puede acceder a su caja o a utilizar las salas de negocio.



También en shoppings y viviendas

Este año, Hausler dará un paso más para acercarse a sus clientes: inaugurará las primeras bóvedas de máxima seguridad totalmente automatizadas en shoppings y en diversos complejos privados de viviendas. "Este servicio es realmente diferencial, y hará que las cajas de seguridad robotizadas e inviolables comiencen a ser parte de los amenities ofrecidos por los centros comerciales y las torres más lujosas del país, allí los usuarios podrán acceder en cualquier momento. Es el primer paso para dar soluciones seguras de proximidad a nuestros clientes, bajo los estándares que solo Hausler puede garantizar", asegura Jorge Gatto, CEO de la empresa.


De esta manera, Hausler continuará con su expansión. Ya a finales del 2018, debido a la alta demanda, abrieron una nueva sucursal en el barrio de Belgrano, sobre la avenida Cabildo, que se sumó a las ya consolidadas sucursales que están en la ciudad de Buenos Aires, Pilar y Córdoba. Cada vez son más las personas que pueden quedarse en su casa tranquilas, con la seguridad de que sus objetos más valiosos se encuentran a salvo.

Ir a la nota
Chatear por whatsapp