Saltear al contenido principal

Bóvedas de máxima seguridad y acceso con biometría para cuidar dólares y objetos de valor


30.06.2019 - Infobae Digital



Acceso ágil mediante biometría, confidencialidad, salas de transacciones totalmente equipadas y horario extendido de lunes a sábado caracterizan a los servicios de seguridad de Hausler



Hausler se consolidó como la primera y única empresa de cajas de seguridad privadas no bancarias, atención extendida de lunes a sábado y bóvedas con acceso tras siete puertas blindadas.



Pese a que las encuestas y estadísticas indican que la inseguridad constituye hoy una de las principales preocupaciones de la sociedad, son muchos los argentinos que siguen resguardando sus valores -dinero, joyas y documentos importantes-, en su casa, comercio o empresa.



Según las estadísticas del Mapa del Delito de la Ciudad de Buenos Aires, basadas en denuncias hechas a comisarías, encuestas de victimización y llamados al 911 durante 2018, los delitos contra la propiedad -que son mayoría en los registros oficiales- aumentaron un 2% respecto a 2017: entre robos y hurtos se registraron 112.659.



Muchas veces esta decisión es tomada por no tener opciones cercanas al domicilio o porque la escasa oferta que los bancos presentan no es una opción que se adapte a nuestros tiempos o necesidades.



En este contexto, y siguiendo una tendencia internacional, Hausler se consolidó como la primera y única empresa de cajas de seguridad privadas no bancarias.



Para ingresar a las salas, los invitados deben atravesar gran parte de las mismas medidas de seguridad que los clientes para llegar a su caja de seguridad, además de acreditar su identidad
Ofrece espacios seguros, ya sea una caja de seguridad para el resguardo de bienes como salas de negocio especialmente diseñadas para realizar transacciones que requieran de un entorno de privacidad y seguridad: tienen capacidad para 6 a 14 personas, todas equipadas con máquinas contadoras de billetes, servicio de cafetería, Wi Fi, TV y se encuentran disponibles dentro del amplio horario de atención de la sucursal, de lunes a sábado.



Para ingresar a las salas, los invitados deben atravesar gran parte de las mismas medidas de seguridad que los clientes para llegar a su caja de seguridad, además de acreditar su identidad.



La importante demanda -sostenida en el tiempo desde la apertura de la primera sucursal- permitió que la empresa continúe su expansión con la inauguración, a fines del año pasado, de una nueva sucursal en el barrio de Belgrano, ubicada sobre la avenida Cabildo.



También durante este año se inaugurará la primera bóveda de máxima seguridad totalmente automatizada dentro de un complejo privado, que formará parte de los amenities de una de las más lujosas torres de Buenos Aires, a la cual los propietarios podrán acceder en cualquier momento.



Las claves del negocio pasan por la aplicación de avanzada tecnología en seguridad, la atención personalizada, la agilidad en la contratación y utilización de los servicios, la posibilidad de ampliar la cobertura de seguro, disponibilidad de salas de escritura y el altísimo nivel de confidencialidad y privacidad que ofrecen a sus clientes.



La mejor forma de corroborar que es una oferta superadora en materia de seguridad y calidad de servicio, con estándares que exceden ampliamente las exigencias locales en la materia, es visitando cualquiera de las sucursales.



El acceso a Hausler nunca es directo desde la calle debido a que todas las sucursales se encuentran en edificios comerciales; en la mayoría de los casos con estacionamiento propio, con el objeto de prevenir las famosas "entraderas y salideras".


"Para acceder a la bóveda los clientes deben atravesar siete puertas blindadas rodeadas de gruesas paredes de hormigón y acero, con identificación biométrica"

Como si esto no fuera suficiente, todo el proceso es supervisado por personal de seguridad in situ las 24 horas, los 365 días del año junto a sofisticados sistemas de alarmas combinadas y autónomas con monitoreo remoto.



Las salas de negocio tienen capacidad para 6 a 14 personas y todas están equipadas con máquinas contadoras de billetes, servicio de cafetería, Wi Fi, TV



Hausler estableció un nuevo paradigma para este servicio, que hasta ahora estaba poco desarrollado por las entidades bancarias: "La reciente apertura de la sucursal Belgrano, que se suma a las ya consolidadas sucursales que están en la Ciudad de Buenos Aires, Pilar y Córdoba, y el desarrollo de nuevos productos es una acción concreta que expone nuestra decisión de crecimiento y compromiso con nuestros clientes, quienes han mostrado una recepción excepcional a este cambio de paradigma y se sumaron de forma sostenida en los últimos años", dijo Jorge Gatto, CEO de Hausler.



"La contratación del servicio es sencilla e inmediata. Para personas físicas sólo es necesario el DNI de los titulares y autorizados, y un servicio a nombre del primero. El proceso no lleva más de 15 minutos e inmediatamente después puede acceder a su caja o utilizar las salas de negocio. Quienes nos visitan y conocen se convierten rápidamente en clientes", completó Gatto.

Ir a la nota
Chatear por whatsapp